Orlando 2009/2010 : Animal Kingdom

Acá les traigo el post que escribí en 2011 sobre nuestra visita a Animal Kingdom, para los que no lo leyeron, disfruten.

El jueves, tercer día de parques, elegimos visitar el parque de Disney dedicado al reino animal, Animal Kingdom.

La verdad que era el parque que menos nos “atraía” o por el cual menos expectativas teníamos. No se por qué, será porque quizás da la idea de que es un zoológico con forma de Mickey o muchos animatronics de animales. Nada más lejos.

Datos

Es el parque de Walt Disney World (es decir, de los parques de Disney en Orlando) más nuevo, inaugurado en 1998. Se centra en la preservación de los animales, aparentemente una filosofía en la que Walt Disney estaba metido antes de morir. Es además, el parque de Disney más grande del mundo, ya que tiene un terreno de más de 200 hectáreas en las cuales los animales pueden vivir como en sus hábitats naturales. Por lo animales, cierra temprano (6pm más o menos) y es el único parque que no tiene un show de cierre con fuegos artificiales ya que esto perturbaría a los animales, claro.

Si bien, como todo zoo, tiene gente que está en contra del concepto, no es solamente un parque de diversiones/atracciones, sino que posee equipos de especialistas en preservación de especies. Estos han logrado que elefantes, jirafas y rinocerontes, entre otros, se apareen y se los puedan enviar a sus hábitats.

A este parque se llega a través de los micros gratuitos de Disney, que salen con alta frecuencia desde el Ticket & Transportation Center. Ya a lo lejos se ve una entrada totalmente temática, como se ve en la foto, hecha de madera y con mucha vegetación. Como en todos los parques, está la zona para comprar tickets (si uno fue directamente), y luego la seguridad que hay que pasar en la que te revisan muy ‘así nomás’ las pertenencias.

Al ingresar, la primera impresión que tuve fue que era una gran selva, que todo era verde y no veía ninguna atracción, más que un enorme “Arbol de la Vida”, ícono del parque! Adentro del mismo hay un show 4D sobre la película Bichos, llamado It’s Tough to be a Bug! (Es duro ser un bicho!) que es excelente. Pero un vez que se va caminando hacia el centro del parque, se empiezan a ver algunas cosas bastante impresionante, sobretodo la montaña rusa principal, ‘la del Yeti’, Expedition Everest – Legend of the Forbidden Mountain.

Dormido, entre la selva que les cuento… en el fondo se ve el “Arbol de la Vida”.


¿Pueden ver la mujer-planta en zancos?


Por si no la ven en la foto anterior…

Animal Kingdom está compuesto por una gran lago, con una isla en el medio en la que está el árbol famoso. La isla se conecta con puentes a los diferentes sectores en los que está divido el parque. Principalmente, se divide entre Africa y Asia.

Arriba a la izquierda del árbol, Africa; arriba a la derecha, Asia.

Al cruzar uno de los puentes, se puede ver a lo lejos la ‘réplica’ del Everest.

Entrando a Africa

… con un estilo africano.

¿Señalizaciones en estilo africano?

La atracción general del parque es un 50% protagonizada por el safari que se puede hacer en el área de Africa. Cuando llegamos, estábamos un poco desorientados y no sabíamos con qué comenzar, entonces preguntamos a un hombre que estaba ahí asesorando a la gente. Nos explicó que principalmente es necesario hacer, o no perderse, el Kilimanjaro Safaris (el safari este que les cuento). Nos dijo ‘no hay mucha gente ahora, vayan porque más tarde la cola puede llegar a ser de 4 horas’. Y literal, porque más tarde pasamos y la cola era impresionante.

Así que nos mandamos al safari, en una cola que recuerdo no duró mucho.

En la cola del safari. Los camioncitos van pasando y cargan gente.

Advertencias para que se preserve el ambiente natural.

Ejemplo de uno de los camiones, visto desde el nuestro. Como ven, son manejados por un guía, y son totalmente autónomos (no van por un carril ni nada).

Por momentos se atraviesan terrenos con agua, con una actuación dramática del guía.

Cada safari que uno hace es diferente, es decir, que si volvés no vas a pasar por la misma experiencia. Esto se debe en parte a que como les decía, son vehículos autónomos, manejados por un guía quien además le pone su toque personal. Por otro lado, también dependerá de la suerte que uno tenga para ver tal o cual animal, ya que si bien supongo que estará diseñado para que veas a los principales, hay algunos que por momentos no se los cruzan.


Cartelera con todas las especies con las que nos podemos cruzar en este safari.

Algunas cuantas fotos de los animales que pudimos ver en esta oportunidad, comento solo algunos porque otros no se como se llaman jaja:

El elefante…

… y el bebé elefante.

Un Bambi.

La isla de los flamenco. Leí que esta isla tiene forma de Mickey.

Los rinocerontes.

Los hipopótamos. Por suerte este estaba fuera del agua.

Un árbol que parece estar dado vuelta, patas p’arriba.

Entrando en la sabana, vemos a las hermosas jirafas.

La reina consorte.

Y su Majestad…

… quien nos ignoró y nos dio vuelta la cara.

En un momento se pasa por un sitio que simula fue violado por cazadores de marfil.

El campamento de los traficantes.

Y tienen atrapado a una cría de elefante. La guía hizo un ‘show’ y finalmente le comunicaron que los malhechores fueron atrapados y ‘the baby is back with his mummy!’ (el elefantito volvió con su mami, gritó, un poco exagerada)

Guille, al salir del safari.

Y, obviamente, te topás con un shop en el que están todos los mismos animales hechos peluche.

La verdad que el Kilimanjaro Safari es una atracción excelente, ya que es obviamente distinta de todas las otras. Estará lejos de ser como un verdadero safari africano, pero está muy bien armado, protegido y con una buena variedad de animales que no están en jaulas como en un zoológico.

Luego tomamos un tren, el Wildlife Express Train, que te lleva por un paseo a través de los ‘detrás de escena’ del parque (se ven los lugares donde guardan animales o donde los atienden/limpian etc.) y te deja en Rafiki’s Planet Watch, una sección en la que hay una estación de conservación de especies y otra estación para tocar animales domesticados:

La estación del tren, Harambe.

Algunos monos en el camino.

La entrada al pabellón. Adentro te muestran especies de insectos raros, escorpiones, salamandras, serpientes, arañas, y hay ¿veterinarios? atrás de cada vitrina, los podés ver trabajar, operar, y cuando están disponibles, conversar con ellos a través de un parlante.

En la estación de ‘Affection Section’, la llama que llama.

Chloecita cepillandole el pelaje a un ¿ternerito? (Ah no, es un cabrito, gracias Betty!)

Si caminás hacia la derecha de Africa, se va entrando en lo que es Asia.

Y el paisaje de Asia está reinado por la gigante montaña rusa que es la expedición al Everest:

Vista desde uno de los telescopios.

Este área ofrece atracciones muy interesantes, aparte del Everest para la cual sacamos un fastpass (y que luego les comentaré la experiencia). Una de ellas es Maharajah Jungle Trek, que es la representación de las ruinas de un palacio habitado por animales exóticos, sobre todo uno enormes murciélagos (perfecto para Chloé que los adora), aves extrañas y hermosos TIGRES.

Las chicas en la entrada de las ruinas…

Como siempre, excelentes las escenografías de Disney.

Uno de los tigres del palacio.

Chloé interpretando las especies.

Los horribles murciélagos, para mí, hermoso para la loca de Chloé.

Para Kali River Rapids es necesario ponerse un pilotín si no querés estar empapado el resto del día. Por unas 8 dólares te dan uno muy lindo y que te protege lo suficiente.

Es un paseo en estos botes redondos tipo rafting, por unos rápidos con subidas y bajadas, giros muy bruscos. Cuando te subís al bote, tenés que meter tus pertenencias en una caja que hay en el centro y que se cierra con un plástico, no es muy grande y suben 8 personas así que más vale apurarse.

Los botes no paran, sino lo que se mueve es la plataforma en la que está parada la chica. Marea un poco!!

La gente se para en uno de los puentes y ve pasar los boludos que nos subimos, todos mojados.

En Asia hay un show muy interesante que se llama Flights of Wonders. Yo me imaginaba que era algo de volar en alfombra mágica pero no. Es un show de aves que hacen unos vuelos increíbles a través de la audiencia, trucos y cómicos comportamientos naturales. No tengo muchas fotos ya que filmamos esta parte.

El conductor.

Una de las aves.

A la tardecita, enganchamos el desfile de los personajes como en todos los parques. En este caso se llama Mickey’s Jingle Jungle Parade y es muy lindo ver los trajes que simulan ser diferentes animales. Me recordaba a los animales del musical Rey León del West End o Broadway (que de hecho, hay una atracción que se llama Festival of the Lion King, en la que se representan partes de dicho musical pero no pudimos ir por cuestiones de tiempo, al igual que no pudimos ir al musical de Finding Nemo).

Y luego llegó el momento de subirse a la tan nombrada Expedition Everest, para la cual teníamos los fastpasses.

Es espectacular la escenografía en general, incluyendo la espera en la cola, que simula unas tiendas o refugios, llenas de fotografías, elementos originales, historias y notas de periódicos sobre expediciones reales.

Es una montaña rusa en la cual figura que se hace una expedición por el Monte Everest, pero que al llegar a la cima el camino se encuentra bloqueado. Entonces el carro queda atascado y sin moverse, es tremendo porque no sabés cuando miércoles se va a volver a mover. Lo peor, es que de repente te lanza pero marcha atrás! Tremenda.

Una buena toma de la caída final. By Chloé.

Conseguí un video que la muestra completa.

Una de mis favoritas en todo Disney. A nosotros nos dejaron como 2 minutos en la oscuridad!

Finalmente, nos quedaba por recorrer el área DinoLand U.S.A. que es como un mini parque o feria, dedicado a los dinosaurios. Era ya de nochecita, y si bien el parque cierra temprano, nos subimos a varios de los juegos de esta zona.

Esta es la entrada a DinoLand U.S.A., sacada de día.

Detalle del Dino.


Los stands y juegos de la feria.

Casi antes de irnos, descubrimos una montaña rusa más, interna, sobre dinosaurios.

Yo haciéndome el gracioso.

Y así terminó el recorrido de un día en Animal Kingdom, sin parar porque no podíamos repetirlo. Creo que si bien es el parque más grande de Disney, debido al terreno enorme que ocupan los animales, es un parque que se presta para ser recorrido en un día. Claro, hay que ir bien temprano, no parar más que 15 minutos para comer, e irse cuando cierra. No pudimos hacer mucho shopping porque como saben se pierde mucho tiempo, pero algunos recuerdos nos llevamos.

Es un parque original, se combinan los animales con las culturas africanas y asiáticas, más la ciencia y la investigación. Todo con un sello Disney muy implícito. Altamente recomendable, disfrutable en todas las edades!

Espero que les haya gustado el relato, y que no se haya hecho muy denso o extenso. No pude evitar poner muchas fotos! Espero sus comentarios para saber que tal les pareció este parque único.

Hasta la próxima, se viene fin de año, se viene EPCOT 2 !!! IMPERDIBLE.

Tags :
Estados Unidos Orlando Viajes