Atenas – Día 1

Luego de dos hermosas semanas en Argentina, llegó el momento de despedirse y continuar con el itinerario. El 17 de junio volamos con Turkish Airlines hacia Istanbul (unos días antes del atentado) y conectamos directamente para la histórica Atenas. Acá empieza entonces la segunda parte de las vacaciones, con una calorrr insoportable, pero llena de experiencias inolvidables. Andiamo !

img_0193

Es que lo aprendimos en el primario, con unos dibujitos simpáticos. Luego nos hicieron hacer una maqueta y estudiarlos en “detalle”, en el secundario. Y en la universidad finalmente entendimos lo importante que fueron para la civilización, leyendo varios capítulos sobre ellos (y también ahí aprendiste lo que era “estudiar en detalle”). Entonces pasearse por la Acrópolis es, para cualquiera que más o menos esté ubicado en un libro de historia, una experiencia por lo menos especial.

Pero como te llegamos a Atenas a la 1h30 am del 19 de junio (o sea, “dos” días después) y con 38º a esa hora, tarda uno en recuperarse del famoso jet lag así que el primer día, un domingo, nos lo tomamos tranqui y la Acrópolis quedó para el segundo día.

Nuestro hotel por esas tres noches en Atenas fue el Best Western Embassy, super recomendable, muy bien ubicado y lindo (porque mamita querida, veía cada cosa en TripAdvisor, digamos que no es la ciudad más lujosa). Así que si andan buscando, es una muy buena opción. El barrio es lindo y seguro (a la vuelta de la Embajada de los EEUU) y de fácil acceso al transporte público.

Nos levantamos después de un descanso medio raro, y nos tomamos nuestro tiempo para prepararnos y bajar a desayunar. Ya desde ese primer desayuno supimos que íbamos a comer rico en Atenas. Todo tiene mucho gusto.

Summer2016_Athens_1Yo pruebo todo, por lo que te mezclo americano con griego. Esa especie de tarta se llama tiropita (literalmente “tarta de queso”) y es una delicia, sí mismo en el desayuno. Los huevo revueltos también deliciosos, y miren esos tomates lo que son !

Como sabíamos que no iríamos para la parte de la Acrópolis ese día, optamos por ir a pie hasta el Monte Licabeto, que queda a una corta caminata desde el hotel.

Summer2016_Athens_1_Map_1

Así que salimos y anduvimos por las tranquilas calles de Atenas, buscando la sombra de una vereda a la otra.

Summer2016_Athens_2

Los domingos en Atenas parece que son realmente sagrados, más sumale la temperatura, no había NADIE en las calles. Parecía un pueblo fantasma ! Y ni hablar de las tiendas (y de las grandes) y hasta algunos restaurantes, cerrados con furia.

Chloé buscaba una sucursal de la tienda de maquillajes Sephora, que con el calor que hacía le dije “nunca deseé tanto que quieras ir a un Sephora!!!”… pero cuando llegamos estaba obviamente cerrada.

Llegando al Monte hay, obviamente, muchas calles súper empinadas, pero con una vista hermosa de la ciudad y las montañas !

summer2016_athens_3

Otra cosa que nos encantó fue la cantidad de árboles de naranjas y otros cítricos que hay en las calles y mismo en los balcones de los edificios. Qué suertudos !

Summer2016_Athens_4

Al rato llegamos a la entrada la teleférico que te sube a la cima del monte. Te roban cobrándote €7 (subir y bajar) pero bueno, era la excursión del día y claramente no daba para subir a pie bajo el sol. Ah eso sí, aunque el “viaje” dure un minuto, el coso baja cada media hora, así que si lo perdés tenés que quedarte ahí esperando un rato. Todo medio raro, ya sé.

Summer2016_Athens_5

Pero al salir a la cima, a más de 270 metros de altura, la vista es realmente impresionante. Tanta casita junta ! Y las montañas áridas de fondo ! Muy diferente de todo otro paisaje.

Summer2016_Athens_7

Summer2016_Athens_8

Summer2016_Athens_9

Y a lo lejos también se puede ver el mar y, a pesar que no se vea claramente en la foto, se veían los grandes cruceros en el puerto de Pireos:

Summer2016_Athens_10

Pero lo más lindo es la gran vista que se tiene da la Acrópolis, ahí en lo alto, con el Partenón tan inconfundible.

Summer2016_Athens_11

También se ve fácilmente el famoso Estadio Panathinaikó, donde se hicieron los primeros JJOO en 1896. Ahí en el medio se ve la mitad de la “U”:

Summer2016_Athens_12

Miren este mar de edificios blancos (y mi cara de salame):

Summer2016_Athens_13

Summer2016_Athens_14

En la cima del Monte Licabeto se encuentra la pintoresca Capilla de San Jorge, chiquita y blanca. ¿Quién es la que está ahí con su sombrero en la sombrita?

Summer2016_Athens_15

También hay un anfiteatro a cielo abierto donde muchos de los más variados artistas han tocado. Aparentemente es un lugar espectacular en una noche estrellada.

Summer2016_Athens_18

Al terminar nuestra visita al monte, descendimos y continuamos un poco con la caminada en dirección al centro de la ciudad, hacia el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.

En las calles también hay muchos gatos, sobre todo ahí en la zona del monte.

Summer2016_Athens_20

Miren qué simpática esta esquina, prácticamente podría ser Buenos Aires.

Summer2016_Athens_21

Un colorcito amarillo entre tanto gris y blanco destaca bastante. Y más con una palmera así !

Summer2016_Athens_22

O un edificio pintado así:

Summer2016_Athens_23

El calor no aflojaba, pero nosotros tampoco. Elegimos tomar la avenida Panepistimiou sobre la cual se encuentran importantes edificios de Atenas.

captura-de-pantalla-2016-09-28-a-las-2-11-00

La Catedral de Dionisio Areopagita, majestuosa por fuera y por dentro:

Summer2016_Athens_25

Summer2016_Athens_26

Summer2016_Athens_27

La Academia de Atenas, un gran edificio neoclásico maravilloso al que la próxima vez deberíamos visitar por dentro. Lástima los graffitis horrendos.

Summer2016_Athens_28

Miren allá atrás al Monte Licabeto…

Summer2016_Athens_29

También pasamos por la Universidad de Atenas, otro edificio bellísimo y enorme (aunque no lo parezca tanto en la foto).

Summer2016_Athens_30

Y también por la misma avenida, pasamos por la Biblioteca Nacional de Grecia con sus dos escalinatas laterales. Como verán, sólo con estos edificios, los aficionados de la arquitectura tienen para un par de horas de admiración.

Summer2016_Athens_31

En nuestro camino al museo, decidimos de pasar (bueno es al lado en realidad) por la Escuela Politécnica de Atenas. ¿Por qué? Bueno, es que mi suegro siempre nos cuenta la historia de cuando él y sus amigos, en un viaje por Europa, se encontraban allí mismo en 1973 cuando se produjo la revuelta contra la junta militar. Cuenta la leyenda que corrieron entre estos edificios junto con los manifestantes. Así que pasamos para mandarle una foto desde allí.

Summer2016_Athens_33

No logramos saber si aún funciona, o si el aspecto abandonado es porque quedó así desde ese entonces, o desde cuando. Banderas había…

Summer2016_Athens_32

Ahí nomás está el enorme edificio del Museo Arqueológico, donde pasamos un buen rato (con una linda temperatura), mirando algunas de las reliquias griegas (el resto tomate un vuelo a Londres a verlas en el British Museum).

Lo que más me gustó fueron los objetos de oro:

Summer2016_Athens_34

 

Y la escultura del niño montado a caballo:

Summer2016_Athens_41

Summer2016_Athens_42

También hay, por supuesto, una buena sección de esculturas de mármol.

Para volver al hotel nos tomamos el bus número 3 (todos los billetes se compran en los puestos de diarios) que nos dejaba casi en la puerta. Descansamos un poco, nos bañamos y volvimos a salir a pie hacia un restaurante del barrio que tenía cientos de buenos reviews en TripAdvisor.

Y no nos equivocamos, obvio. Una cena deliciosa y un súper buen servicio en OROSCOPO.

Summer2016_Athens_45

Todas las ensaladas griegas vienen así, con el cachote de queso feta encima. Esas cebollas coloradas son súper dulces, y nuevamente los tomates y pepinos super sabrosos.

Summer2016_Athens_48

Y otro clásico griego, el souvlaki.

Summer2016_Athens_49

Y así terminó nuestro primer día en Atenas, muy “relax”, je ! Nos fuimos a dormir maravillados con todo lo que habíamos visto y gratamente sorprendidos por esta ciudad, no sólo por las atracciones (que es obvio) sino por la amabilidad de la gente y el ambiente en general.

A descansar que mañana nos vamos de rotation por la ciudad alta, claro la Acrópolis !

Tags :
Atenas Europa Grecia Viajes