Un día en Messina (Sicilia)

Llegó la parte italiana del recorrido, comenzando el domingo 26 de junio por la hermosa ciudad de Messina, en Sicilia. Nunca habíamos estado en el sur de Italia, así que teníamos muchas ganas de descubrir un poco de esta región tan famosa ! Bajemos del barco y recorramos un poco…

Una de las opciones que te ofrece este crucero (y la mayoría, creo) es de desayunar “en la cama”. Para eso, la noche anterior hay que llenar una tarjeta con todos los ítems que vamos a querer (2 x jugos, 1 x té, 1 x café, 2 x frutas, etc…) y ponerlo en la puerta antes de una determinada hora. Ah, y se puede decir a qué hora uno quiere que le traigan el desayuno. Esta opción es gratis también eh ! Así que un par de veces lo hemos hecho, es un desayuno más continental (aunque no está mal cada tanto darse un break de esos desayunos americanos) pero te permite empezar el día más rápido.

En la foto parece bastante deprimente, pero creanme que está bueno ! Lo único es que te despertás asustado con el camarero que te golpea la puerta

Una de las ventajas que tiene Messina es que el puerto de cruceros es en el centro de la ciudad, por lo que uno baja y estás ya ahí listo para recorrer. Los destinos así son los mejores (y les menos) porque te permite volver al barco cuando quieras (por ejemplo para almorzar) y volver a bajar al rato.

Empezamos a caminar y nos parecía raro que todo esté taaan tranquilo… claro, en seguida cachamos que era domingo y estaba todo cerrado.

Nos permitió de todas maneras darnos un lindo paseo por los barrios del sur de la ciudad.

Llegamos hasta la parte comercial, aunque para la tristeza de una rubia que conozco, todo estaba cerrado. Creo que nunca nos pasó de llegar a un lugar antes de que los comercios abran, qué temprano era ! Había que esperar una media hora más todavía…

Autito en venta, simpático :

Boulevard con palmeras, por donde pasa el tram, en el barrio comercial.

Una arquitectura hermosa en la mayoría de los edificios, muy bien cuidados, con bellos balcones con flores coloridas :

Este es el recorrido que hicimos por la mañana, con varias paradas para apreciar los barrios, y llegando hasta la Basílica Catedral.

Es claramente, una de las atracciones de la ciudad (bueno esto es Europa, no jodan, es así) pero realmente es impresionante… principalmente la torre :

En una de las caras de la torre hay un reloj astronómico muy lindo, y en otra hay una campana con unos personajes que se mueven con el sonar de la misma. Los detalles son impecables :

Se puede ingresar y de hecho había bastante gente en ese momento.

Lo más impresionante en el interior es el techo catedral con los tirantes decorados muy detalladamente, y las pequeñas ventanitas por las que entra la luz.

Como era ya casi el mediodía y teníamos hambre, aprovechamos que el barco estaba ahí nomás “estacionado” y nos fuimos a comer algo.

Sí, sí, prueba de vida :

Después de comer en el buffet de la cubierta exterior, nos quedamos apreciando la hermosa vista desde lo alto, y tomé estas fotos que les permite ver el centro histórico:

De fondo, a lo alto, il sacrario di Cristo Re. Adelante, los edificios costeros muy prolijos y bien cuidados.
El edificio de la municipales de Messina (o administración de la comuna), hermoso e imponente.
Acá se ve mejor el santuario, al cual iríamos más tarde
Este es el teatro Vittorio Emanuele

Una linda composición, con tres estilos arquitectónicos bien diferentes en el frente, centro y fondo (buena Roood, hijo de arquitecta).

A más de uno le chupa un egg donde se encuentra el crucero y disfrutan las comodidades del barco, lo cual está perfecto. Esa es una de las ventajas de este tipo de vacaciones, cada uno hace lo que quiere !

Ah, aprovecho esta foto para contarles que el Carnival Vista tiene esta zona que es solo para adultos, mucho más tranquila :

A estribor (bueeena, estoy on fire) podemos ver el estrecho que separa Sicilia del resto de Italia, un mar azul hermoso.

Volvimos a bajar del barco para seguir recorriendo, pasando por la municipalidad, el Palazzo Zanca. Viva el neoclasicismo

Una ciudad muy arbolada, con flores hermosas por todos lados :

Una linda esquina de Messina

Llegamos a la Galeria Vittorio Emanuele III, también imponente…

…aunque un poco menos cuidada. Maldito vandalismo.

Y al entrar, me dio muy película de terror. Media vuelta y salimos rapidito.

Bueno, basta de excusas, empecemos a subir la colina de a poco hasta llegar al santuario. Las callecitas seguían siendo muy lindas, las casas de las familias en las que se oía a la gente adentro reunida.

Árboles y más árboles. Como se llaman estos, que no me sale el nombre ?

Y la recompensa, al final.

WOW ! Qué vista hermosa: el mar, la costa, la ciudad, el santuario, todo  :o

Y el barco desproporcionado en el medio :

A nuestras espaldas, no olvidar este imponente santuario del Cristo Re, con una campana enorme (a la derecha de la foto, no se la ve por completo). No pudimos ingresar, pero valió la pena llegar para verlo de cerca.

Luego de un rato sentados observando un paisaje único, decidimos comenzar el regreso. Qué lindo es pendiente abajo !

Las calles que tomamos al azar (hay maldito francés, hasard, me hace dudar si lleva “h”) era todas hermosas y con tantas flores… qué importante es eso.

El mar se asomaba a lo lejos… una ventaja de saber volver al barco, si ves el mar vas bien

Sobre la costa hay varias plazas, estatuas y fuentes, pero la más importante me pareció esta, la Fontana del Nettuno.

Más adelante nos acercamos al teatro Vittorio Emanuele

Y al rato estábamos de nuevo abordo, despidiendo a Messina…

…tan calma y bella, con las montañas de fondo y el santuario en lo alto.

Un destino hermoso que me alegra haber visitado. Con ganas de volver a Sicilia a seguir conociendo sus pueblos y ciudades !

A descansar que mañana nos tiran en Nápoles ! Gracias por pasar y pasear conmigo

Andiamo !

Tags :
Carnival Vista Crucero Europa Italia Sicilia Viajes